NOTICIAS RECIENTES



Mas

Benfica con una maldición?

Posteado por : Admin killa on : miércoles, 14 de mayo de 2014 0 comentarios
Admin killa
Sevilla le ganó por penales en la final de la Europa League y el club portugués sigue sin poder ganar un título continental desde hace 52 años.
La octava podía ser la vencida, pero no. Benfica había sido superior a Sevilla en la final de la Europa League disputada en el Juventus Stadium pero no pudo plasmarlo en el marcador y por eso, después de 120 minutos intensos, llegaron los penales. Ahí, Tacuara Cardozo y Rodrigo erraron en el equipo portugués, y en el conjunto español la puntería fue total, lo que marcó una nueva final perdida por parte de Benfica tras la partida de Béla Guttman.
¿Quién fue Guttman en la historia de las Águilas? En primer lugar, el director técnico de origen austro-húngaro que condujo al equipo que tenía a Eusebio, "la pantera de Mozambique", como estrella y figura, a conseguir dos Copa de Campeones de Europa en los años 1961 y 1962. Pero a mediados de ese año, después de obtener el segundo título, fue despedido por haber solicitado un aumento en su sueldo, dejando una frase que sentenciaría la historia y que lleva 52 años de vigencia.

"Sin mí, el Benfica no volverá a ganar una copa europea en cien años", sostuvo al marcharse del club de Lisboa. Y más de medio siglo después, aquellas palabras tienen tanta vigencia como el día en que fueron pronunciadas. El reflejo en estos años lo marcan las ahora ocho finales que perdió a partir de ese año, cinco en la Copa de Campeones, una más en la Copa de la UEFA y las dos restantes en la Europa League del 2013.
La primera caída fue al año siguiente, en la edición 1962-63, cuando AC Milan lo derrotó por 2 a 1; dos años más tarde, en la edición 1964-65, el verdugo sería Inter, que se impuso por 1 a 0; en la Copa de 1967-68, sería el turno de Manchester United de alzar el trofeo, al ganarle a las Águilas por 4 a 1 en el tiempo suplementario, luego de igualar 1 a 1. Sería el final del ciclo del enorme Eusebio y un tiempo de ostracismo internacional.
En la década del '80, Benfica perdió la final de la Copa UEFA 82-83 contra Anderlecht, y dos finales de Champions ante PSV Eindhoven por penales y ante Milan. La última aparición de este fantasma fue en la temporada pasada: en Amsterdam se enfrentaba a Chelsea, que se ponía en ventaja con gol del Niño Torres, pero lograba igualar Tacuara Cardozo. Y cuando todo iba en dirección al tiempo suplementario, el cabezazo de Ivanovic en el minuto '93 los dejó de nuevo con las manos vacías.

No hay comentarios:

Leave a Reply